Arthur una historia con final feliz.

La historia de Arthur empieza en el mundial de aventura Huairasinchi, donde un gesto solidario del equipo sueco Peak Performance hizo que se ganaran la lealtad y el cariño de Arthur, quien los acompañó a la meta.

El líder del equipo sueco luego de terminar el torneo, tomó la decisión de adoptar a Arthur y darle una nueva vida en Estocolmo. De inmediato se iniciaron los trámites para que Arthur pueda viajar a su nuevo hogar y finalmente el 19 de Noviembre el can partió a su nuevo destino en medio de la despedida que le hicieron en el Aeropuerto de Quito.

Ahora en su nueva ciudad, está en proceso de cuarentena de 120 días como lo exigen la leyes de Suecia, pero luego de este periodo será el cuarto integrante la familia de Mikael Lindnord.

Esta historia, nos deja una sensación de felicidad por la buena suerte de Arthur y nos hace reflexionar acerca de los animales sin hogar que pueden tener una segunda oportunidad.

Buena suerte Arthur.